Noticias

Primera profesión religiosa de Ir. Gleicia

El día 12 de enero de 2019, en la Parroquia São José Operário en Aarão Reis (Belo Horizonte-Brasil), hizo su primera profesión religiosa la Ir. Gleicia Mara Guimâraes, en manos de la priora general, Hna. Ana Belén Verísimo. Presidió la Eucaristía el Arzobispo de Uberaba Don Paulo Mendes Pexoto concelebrando los frailes dominicos junto con los diáconos José Cláudio y Dimas y el párroco de la parroquia de Gloria. Los miembros de la Escuela de Música Ir. Rosa Font acompañaron con los cantos.

La acompañaron en este día su madre, hermana, otros familiares y conocidos así como las HH. Mª Jesús Carro, priora provincial, Zoila Morena Flores, secretaria general y hermanas de las comunidades de la Delegación.

Con Ir. Gleicia damos gracias a Dios por su respuesta generosa; acompañándola con nuestra oración y cariño en la etapa del Estudiantado que iniciará en la comunidad del colegio Fátima -Sta. Tecla (El Salvador).

“HÁGASE EN MÍ SEGÚN TU PALABRA”

“Será que de Açucena puede salir algo bueno?” Pregunta semejante a esta hicieron sus conterráneos, cuando vieron la sabiduría y testimonio de Fe del joven de Nazareth. Ahora me viene este pensamiento: Quién iba a decir que de aquel pueblecito de Açucena fuera a nacer una Dominica de la Anunciata? Por lo tanto, comprendo que los proyectos de Dios son tan diferentes de los de los hombres!

El 12 de enero, en la fiesta del Bautismo de Jesús, Dios me concedió la gracia de consagrarme a Él como Dominica de la Anunciata. Más que la emoción de la Celebración Eucarística, dentro de mí nacía una profunda alegría, porque me comprometí con algo que me realiza, que llena mi interior y me hace feliz. No quiere decir que será un mar de rosas; soy consciente de lo que asumí y que el mismo Dios que me condujo hasta aquí, no me abandonará. De esto estoy bien segura.

Los días anteriores a la profesión, tuve la gracia de participar del encuentro de la Delegación de Brasil, momentos bonitos y agradables con la presencia de mis hermanas, unidas a mí en la espera del gran día. El viernes, en la celebración de entrega de hábito, me emocioné muchísimo con las palabras que me dirigieron, relatando el camino recorrido hasta aquí. No sólo yo, mi mamá también no pudo contener las lágrimas. Y la Celebración Eucarística? Preciosa! Todo muy bien preparado, con los mínimos detalles. Contamos con la presencia de todas las hermanas de la Delegación de Brasil, la Priora General Hna. Ana Belén Verísimo, la Priora Provincial Hna. María Jesús Carro, la Secretaria General Hna. Zoila Morena, D. Paulo Mendes Peixoto, Arzobispo de la Archidiócesis de Uberaba, presidente de la Celebración, el P. Zema espiritano de la parroquia de Glória, los frailes dominicos, mis familiares y amigos. Fray Heltom Damiani O.P, en su homilía hizo una profunda reflexión que llegó hasta mi alma y me dejó más encantada con la Orden Dominicana. Decía él recordando al Maestro Fray Thimothy: “nuestro voto más grande es la predicación”.
Y qué decir de la confraternización, ya en casa, después de la Celebración Litúrgica? Una gran fiesta, de hermanas, frailes, familia, amigos y parroquianos, amenizada con los instrumentos musicales de la Orquesta Hna. Rosa Font Fuster. Y la gran tarta con los PARABÉNS!!!

Mi camino no termina aquí, es apenas un comienzo de una nueva etapa que exige mucho más de lo que he ofrecido hasta ahora. Nada de esto me intimida, porque Dios no llama a nadie para quedarse a medio camino. Quiero que mi Sí sea como el de la Virgen María, para toda la vida; que mi foco sea siempre Cristo. Un Sí que pueda transformar mi vida y también la realidad donde estoy, llevando la luz de Cristo resucitado a todos los pueblos. La figura de María siempre fue mi inspiración y así como Ella, me entrego a Dios, para que Él haga su voluntad en mí, me ayude a ser fiel como Ella y misionera como nuestro Fundador San Francisco Coll.

Desde lo hondo de mi corazón expreso mi agradecimiento a todos/as que hicieron posible que pudiera llegar a realizar este gran sueño. En especial deseo recordar a hermanas y compañeras de caminada de Centro América que con tanto cariño me acogieron y me han ayudado a llegar hasta aquí. Y un Gracias especial a la Hna. Zoila, mi Maestra de noviciado, acompañándome hoy aquí.

Termino recordando al salmista: “Cómo pagaré al Señor por todo el bien que ha hecho en mi vida?” Ser parte de la Anunciata es un motivo de mucha alegría para mí, y deseo seguir siempre con esta alegría aún en medio de las dificultades, porque dificultades mayores vivió el Padre Coll y ni por esto él se dejó vencer, porque sabía que: “La Anunciata es Obra de Dios”. Ahora me toca a mí seguir adelante con esta Obra.

Sigo firme y confiada en la ayuda de Dios, de la Virgen María y de mis hermanas, para ser siempre fiel al llamado que Dios hizo en mi corazón.

Belo Horizonte, Brasil
Hna. Gleicia Mara Guimarães da Cruz

Fotos de la entrega de hábito, Eucaristía y fiesta

 Video de la Eucaristía

Últimas noticias
Año Joven Dominicano
4 de octubre

Ver más

Noticias por año

Elija el año y mes que quiere consultar:

   2011

   2015

   2016

   2017

   2018

   2019

Si te ha gustado
compártelo
en facebook
Compartir
en twitter
en tuenti
en otras redes y páginas
Compartir
Contactar:Teléfono: 985 244 207
Contacta con nosotras
Realizada por: